Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Vaticano’

El Vaticano tranquiliza a los judíos. La reciente decisión de Benedicto XVI de declarar “venerable” a Pio XII, junto a Juan Pablo II, abriendo así la puerta a una próxima beatificación, levantó ampollas entre los judíos, que acusan a Pio XII de mantener silencio frente al Holocausto.

Benedicto XVI debe visitar en enero la sinagoga judía en Roma y no podía hacerlo en un clima de tensión. De ahí que el Vaticano haya aclarado que “Pio XII no será beatificado al mismo tiempo que Juan Pablo II”, y así ha llegado la distensión.

En principio, parecía que Benedicto XVI había puesto en misma balanza ambas beatificaciones: De una parte, Juan Pablo II, el Papa más amado de los judíos; en la otra, Pio XII, el más polémico y rechazado por parte de los judíos. Ahora Pio XII tendrá que esperar, seguramente, como piden los judíos, hasta que se abran los archivos vaticanos. Por ahora, los británicos, según informaciones recogidas ayer por algunos medios, confirman los silencios de Pio XII sobre el Holocausto.

  Giulio Andreotti, gran amigo de Pio XII, ha salido en su defensa. Al diario La Repubblica ha declarado que “Pacelli fue un santo varón y es falsa la acusación de antisemitismo”.

Read Full Post »

Arzobispo de Milán, cardenal Tettamanzi

No conoce límites la desvergüenza y demagogia de la Liga Norte de Umberto Bossi. Su último ataque lo dirige al cardenal de Milán, Dionigi Tettamanzi, por su política de solidaridad con los pobres y los inmigrantes. La cruzada contra el cardenal ha partido del periódico de la Liga, “Padania”, y el ministro Roberto Calderoli ha cargado las tintas, señalando que Tettamanzi “no habla a los milaneses” y que “es como meter en Sicilia un sacerdote mafioso”. Otro destacado miembro de la Liga, el viceministro Castelli ha añadido: “Tettamanzi es el clásico ejemplo clerical de izquierda del que no condividimos las ideas”. La irritación contra la Liga Norte, especialmente en el Vaticano, y la solidaridad hacia Tettamanzi ha sido general.

Read Full Post »

Imagen promocional del No Berlusconi Day, que tuvo lugar en Roma contra la política del primer ministro.

El viernes pasado, el influyente semanario The Economist, pedía a Berlusconi que dimitiera. Hoy  el Financial Times, el más importante periódico financiero de Europa, afirma que Silvio Berlusconi “no puede gobernar Italia”. En un editorial, el FT subraya que Berlusconi está acusado en un tribunal por un mafioso arrepentido (Gaspare Spatuzza) de haber tenido relaciones con Cosa Nostra y recuerda algunos de los procesos por corrupción contra el primer ministro italiano.

Gaspare Spatuzza, asesino mafioso arrepentido

  A los problemas judiciales, se añaden los políticos:  su aliado Gian Franco Fini dijo recientemente, en una conversación grabada sin él darse cuenta,  que Berlusconi confunde liderazgo con monarquía absoluta. EL sábado, una gran manifestación de protesta contra el primer ministro pedía en la calle su dimisión. Y para colmo, su mujer Verónica Lario le declara también la “guerra” con un divorcio pidiéndole una poensión compensatoria de 3,5 millones de euros al mes.

Berlusconi con su ex mujer Verónica Lario

 A la vista de esos datos, y de las informaciones que habitualmente se dan en algunos medios, sobre todo extranjeros,  parece claro que Silvio Berlusconi está bajo asedio y que no le queda otra salida que dimitir. Sin embargo, la realidad es diversa. Es verdad que Berlusconi representa y carga con graves anomalías, pero aún cuenta con un consenso superior al 50 por 100 y, hoy por hoy, volvería a ganar unas elecciones. Se le vota por estos cinco motivos:

  1. Televisión: Casi el 80 por 100 de los italianos se informa por la TV, Berlusconi y controla prácticamente todas la cadenas, públicas y privadas, menos una.
  2. Personaje popular: Berlusconi sabe venderse como un personaje simpático, como un espejo en el que a los italianos les gusta mirarse. Sus juergas en su residencia con prostitutas apenas le han rebajado popularidad. En un país en el que la ilegalidad constituye casi norma, sus procesos por corrupción pasan ya casi desapercibidos, o no tienen el impacto que cabría esperar de su gravedad, porque, en el fondo, muchos italianos lo que desearían es ser como Berlusconi.(En su habitual artículo semanal de El País, y bajo el título “Delitos legalizados“, Javier Marías escribe: “Cuanto más parece un político ser deshonesto, o directamente un ladrón o un rufián, más favorecido se ve por sus electores, más lo admiran éstos y más desean que sea él quien los siga gobernando”).
  3. Empresario, no político:  Su populismo le lleva a culpar a la clase política de los males del país y él presentarse como el mejor gestor y primer ministro de  los últimos 150 años de historia italiana. Algunos lo creen, otros muchos no, pero lo votan porque la izquierda, aún dividida y en permanente pelea, no representa una alternativa.

      4.   Ateo devoto: La actuación es a menudo embarazosa para la Iglesia católica, pero él aplaude al Vaticano, se siente próximo al Papa y apoya su política. Entra así en juego el factor del perdón y Berlusconi, y con él los italianos, se sienten menos culpables.

      5. Anticomunismo: Berlusconi sigue explotando la visceral antipatía que muchos italianos tienen hacia la izquierda. Berlusconi solo ve comunistas en la izquierda,y  en los jueces, y a ellos dirige sus constantes ataques.  Muchos italianos votarían al diablo antes que ver a la izquierda en el poder.

 En definitiva, Italia es hoy un pais completamente dividido, con una mitad enfrentada a la otra mitad en un clima de gran tensión política. En este ambiente de polémica y de gran hostilidad entre  las fuerzas políticas,  Berlusconi no dimitirá, aunque la prensa extranjera y la izquierda italiana consideren que esa sería la mejor solución para el país. El problema para Italia es que  el Parlamento y el Gobierno están más pendientes de los problemas de Silvio Berlusconi que de las reformas que necesita el país.

Read Full Post »

Joaquín Navarro-Valls es el español más popular y respetado en Italia en las dos últimas décadas, aparte del Rey Juan Carlos, que siempre ha sido aquí igualmente muy popular y respetado, incluso diría que también querido porque al haber nacido en Roma los italianos lo ven cercano. Navarro-Valls ha recibido numerosos premios y condecoraciones y, lo que es muy destacable, cuenta con la estima y consideración del mundo laico y políticos ya sean de izquierda o derecha.
 
La presentación de su libro “A passo d’ uomo” ha constituido un importante acto socio-cultural en Roma y la RAI le han hecho una interesante entrevista.Al final le han preguntado sobre lo que él destacaría de la personalidad de Juan Pablo II, y sin dudar ha respondido: “El buen humor, una virtud que he encontrado en los tres santos que he conocido de cerca: Juan Pablo II, Madre Teresa de Calcuta y San José María Escribá”.
 
  Navarro-Valls supo crear una estrategia de comunicación única durante el pontificado de Juan Pablo II. Formaba parte del trio de los primeros portavoces del mundo: Casa Blanca, Kremlin y Vaticano. “A passo d’ uomo” es un libro que despierta interés porque está lleno de recuerdos y reflexiones sobre cuestiones que a todos nos afectan. Pero Joaquín Navarro-Valls, que fue un portavoz brillante, inteligente, muy hábil y discreto, tiene aún muchas cosas que contar. Confiemos en que lo haga, a “passo d’ uomo”.
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Read Full Post »

El “no” en el referéndum de Suiza sobre los minaretes ha causado sensación en Europa y muy especialmente en Italia, por la cercanía y sensibilidad con el tema. Ese voto, fruto seguramente del miedo, aviva el debate sobre la ola de islamización en Europa.

  En Italia, los partidos políticos y el Vaticano han expresado preocupación porque ese “no” es un regalo al islamismo  fanático, porque limita la libertad y no favorece al diálogo. Se ha quedado sola la Liga Norte de Umberto Bossi, que ha aplaudido el resultado del referéndum y le gustaría hacer lo mismo en Italia. Ha ido incluso más lejos: sus líderes Castelli, ex ministro de Justicia, y el ministro Calderoli han  propuesto que en la bandera nacional italiana figure el crucifijo.

Ministro Umberto Bossi, líder de la Liga Norte

Ante semejante cruzada de la Liga Norte , algunos han recordado cuando su líder, el ministro Umberto Bossi, afirmaba que “con la bandera nacional me limpio el c…”. Eran tiempos, no lejanos, en que la bandera tricolor italiana era para la Liga Norte símbolo de opresión.  

 Una vez más, la Liga Norte vuelve a mostrar su oportunismo y demagogia. Algunos de sus líderes plantean una cruzada, con bandera y crucifijo, para afrontar una guerra de religión. Puro y peligroso populismo.

Read Full Post »