Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘El País’

Portada del periódico de la familia Berlusconi. El primer ministro aparece coronado por la estatuilla que reproduce la catedral de Milán y que le lanzó su agresor Massimo Tartagglia.

Hoy Silvio Berlusconi puede sonreír porque, tras la agresión sufrida en Milán, ha salido reforzado y ha aumentado su popularidad. Su figura sube casi a los altares. El periódico de la familia, Il Giornale, lo ha “coronado”: El célebre humorista Forattini publica hoy una viñeta  en la que aparece sobre la cabeza de un sonriente Berlusconi, que hace el signo de la victoria, la estatuilla de la catedral de Milán, la misma reproducción que le había lanzado Tartaglia.

Además, sus negocios van viento en popa y extiende sus dominios a España, con el acuerdo con Prisa para fusionar La Cuatro y Telecinco. Su hijo, Pier Silvio, revela al Corriere della Sera que se entrevistó, junto a Confalonieri, brazo derecho del primer ministro en los negocios, con José Luis Rodríguez Zapatero en la Moncloa, para obtener el visto bueno al acuerdo con Prisa, “porque en todas las compras importantes hemos considerado oportuno informar en primer lugar al gobierno español de nuestras intenciones”.

Pier Silvio Berlusconi

A la pregunta de cuál fue el resultado de la entrevista, Pier Silvio responde: “Se ha mostrado muy abierto al hecho de que una empresa con un fuerte “know how” televisivo y líder del sector como la nuestra invirtiera en España con el objetivo del crecimiento económico”.

Al igual que el padre, siempre atento a obtener rentabilidad ya sea política o económica de cualquier situación, Pier Silvio aprovecha la ocasión para sacar partido de la operación en España, presentándola como modelo en Italia y proyectándola dentro de una estrategia de futuro para obtener obviamente un rédito político y económico: “Me gustaría que las instituciones, a partir de la Confindustria (la patronal italiana) fueran conscientes del valor de Mediaset. Con nuestra empresa en España, también Italia crece”.

Para muchos, la fusión de La Cuatro con Telecinco se trata de un acuerdo contra natura, sobre todo teniendo en cuenta la posición editorial mantenida por El país. En efecto, El 11 de septiembre, el día posterior a la cumbre entre España e Italia en La Magdalena, El País publicaba un editorial con este título referido a Berlusconi: “Mejor no frecuentarle”. Al mismo tiempo, su director Javier Moreno, hacía unas declaraciones al diario La Repubblica, donde comparaba a Silvio Berlusconi con Hugo Chaves: “Un líder al estilo de Chaves, que ignora la democracia”.

En contraste con esos juicios de valor, Prisa se ha acercado al primer ministro italiano buscando en él su tabla de salvación. En definitiva, el primer ministro italiano ha consumado su venganza contra el País. Con Berlusconi por medio y el poder del dinero, todo es posible. Ya lo dec ía don Francisco de Quevedo: “Poderoso caballero en don dinero”.

Ahora, en ese proceso de italianización de las televisiones privadas españolas, el siguiente paso será la fusión de Antena 3 (con De Agostini) y la Sexta. Ante el panorama futuro de la televisión en España cabe preguntarse: ¿Dónde queda ahora el pluralismo que pregonaban Rodríguez Zapatero y la vicepresidente De la Vega para justificar la autorización para que se crearan La Cuatro y La Sexta?

Con respecto a la próxima fusión de televisiones privadas,  Il Sole 24 Ore comenta: “Es probable que, salvo sorpresas, en las próximas semanas también el canal que transmite desde San Sebastián de los Reyes (Antena 3) anuncie el matrimonio en el que ya están trabajando rápidamente Morgan Stanley y Citigroup. La fusión se presenta más fácil que la de Telecinco y la Cuatro, sobre todo porque la Sexta solamente tiene unos 80 trabajadores, frente a los 1550 que suman la Cuatro y Digital Plus, y un power-ratio (la relación entre cuota de telespectadores y cuota de mercado) que permite al canal español un mayor crecimiento del precio de venta de la publicidad”.

Quedaría pendiente otro importantísimo matrimonio, el de Telefónica con Telecom Italia. Algunos medios italianos señalan que a partir de hora se reforzará la posición de quienes apoyan una fusión de Telecom y Telefónica. Así lo sostiene, por ejemplo, La Repubblica, que afirma: ” La operación de Mediaset con Prisa podría permitir que el Gobierno Berlusconi diera la autorización para la fusión de Telefónica y Telecom. Ahora Mediobanca presionará para que haya boda Telecom-Telefonica”.

Hasta el momento, el gobierno Berlusconi se oponía a esa operación, pero teniendo en cuenta las facilidades que le ha dado Zapatero, sin olvidar el precedente de la autorización de la venta de ENDESA a ENEL, lo que ha permitido a Italia crear el segundo grupo más importante de Europa en el sector eléctrico, el Gobierno italiano no tendría argumentos para  oponerse a que Telefónica se haga con Telecom Italia. De hecho, en la citada entrevista de Pier Silvio Berlusconi al Corriere, el periodista le pregunta: “Hay quien dice que dando Cuatro a Mediaset, ahorase puede dar Telecom a Telefónica”.  Pier Silvio, obviamente, ni confirma ni desmiente; se limita a ser diplomático: ” De Telecom y telefónica no sé nada. La verdad es que España se ha mostrado muy moderna. Hay grupos como la misma RCS (Editora del Corriere della Sera y El Mundo), De Agostini, Enel, que han hecho grandes compras. Si la lógica fuera de intercambio, cosa que no me parece, podrían haberlo hecho ya”.

Read Full Post »

Las vueltas que da la vida…  Y lo que mueve el dinero. … El 11 de septiembre, el día posterior a la cumbre entre España e Italia en La Magdalena,  El País publicaba un editorial con este título referido a Berlusconi: “Mejor no frecuentarle”. Al mismo tiempo, su director Javier Moreno, hacía unas declaraciones al diario La Repubblica, donde comparaba a Silvio Berlusconi con Hugo Chavez: “Un líder al estilo de Chavez, que ignora la democracia”.

 En contraste con  esos juicios de valor, Prisa se acerca al primer ministro italiano y busca en él su tabla de salvación.

Il Sole 24 ore, el periódico de la patronal italiana, hace una análisis de la fusión de la Cuatro y Telecinco, escrito por Paolo Madron, autor del libro “Las hazañas del Cavaliere”.

Portada de El País, con foto de Villa Certosa, la lujosa mansión del primer mministro en Cerdeña. Debajo, el siguiente titular: "Las fotografías que Berlusconi no quiere que vean los italianos".

“La debacle política y económica del grupo Prisa, “too influent to fail” (demasiado influyente para fracasar) con 5.000 millones de deudas acumuladas, se evita gracias a un acuerdo que en otros tiempos hubiera sido impensable. Pero que aún hoy parece espectacular. El editor de El País, el coloso de los medios de comunicación más importante de España, es salvado por el mismo Silvio Berluysconi que los periódicos del grupo ibérico escarnecían en la época de Noemi y de Patricia (Noemi, la joven que lo llama Papi y a cuya fiesta de 18 cumpleaños asistió Berlusconi. Patricia D’Addario, ahora la escort más famosa del mundo, tras pasar una noche con el primer ministro).

Berlusconi responde al corresponsal del País 

 La sibilina amenaza del Cavaliere, lanzada en el pasado mes de septiembrte en rueda de prensa contra el corresponsal (Miguel Mora)  del más importante periódico de España que le preguntaba por qué no dimitía, se realiza en una fría tarde madrileña. “No hay que ser facciosos. Se ve que Vd. solamente lee Unità y Repubblica y podría añadir también cosas que Vd. escribe sobre su periódico, pero lo evito. De esta forma se camina hacia la caída de las ventas, de los lectores y de la publicidad. Así se va hacia la quiebra. Y El País debería saber alguna cosa…”

Y ahora que el diablo y el agua santa han decidido mezclar sus propios dominios televisivos hace enfurecer a los lectores del periódico. En Facebook aparece el desahogo de las rabias extemporáneas y se suceden las peticiones de boicotear al grupo Prisa.

Pero a complacerse de la operación está también quien en la famosa conferencia de prensa de la Magdalena estaba al lado de Berlusconi,  un poco embarazado por el matiz “privado” que tomada el encuentro. José Luis Rodríguez Zapatero ahora consuma su venganza sobre quien, apenas tomadas las riendas del gobierno, y habituado a 15 años de felipismo (el largo reinado de Felipe González) duro e ideológicamente puro, lo llamaba “Bambi” por la idea de una política blanda que traspiraba de sus ojos de cervatillo.

Bambi, en estos meses, ha gozado dos veces. La primera cuando desgraciadamente ha querido hacer entrar en un sistema televisivo ya afligido por la crisis otros dos actores, la Cuatro y la Sexta, mientras la torta de las entradas ya no bastaba a satisfacer las arcas de los canales establecidos. La segunda cuando Prisa, en un movimiento que debía sancionar la perfecta reorganización de su cartera, lanzó en el 2007 una opa sobre Sogecable, es decir sobre una sociedad de la que ya poseía la mayoría absoluta. Los otros socios distinguidos, Telefónica y Canal Plus, que había jurado mantener sus posiciones, alentados por el precio vendieron, obligando a los bancos a dar una financiación puente de 1900 millones que ahora el  guiado por Juan Luis Cebrián tendrá que restituir en marzo.

 No pudiendo honorar la fecha de caducidad, ha tenido que deshacerse  deprisa y corriendo de algunas de sus joyas, entre ellas la Cuatro, la televisión en abierto que bien mirado, entre todos sus sociedades, es la más estratégica, teniendo en cuenta que en el futuro la televisión tiene mucho más que decir que la prensa escrita.

La capitulación de Prisa, en  un mercado donde cada movimiento en la guerra del éter genera un efecto dominó, ha abierto el camino a la casi completa italianización de las televisiones privadas españolas, obligando a De Agostini,  ya presente en Antena 3, a poner los ojos sobre la Sexta,  la más “zapaterista” de las nuevas empresas de comunicación (edita el diario radical-socialista Publico).

Es probable que, salvo sorpresas, en las próximas semanas también el canal que transmite desde San Sebastián de los Reyes (Antena 3) anuncie el matrimonio en el que ya están trabajando rápidamente Morgan Stanley y Citigroup.

Firma acuerdo Prisa-Mediaset

La fusión se presenta más fácil que la de Telecinco y la Cuatro, sobre todo porque la Sexta solamente tiene unos 80 trabajadores, frente a los 1550 que suman la Cuatro y Digital Plus, y un power-ratio (la relación entre cuota de telespectadores y cuota de mercado) que permite al canal español un mayor crecimiento del precio de venta de la publicidad”.

Lo que parece obvio con estas fusiones , y la italianización de las televisiones privadas españolas, es que habrá menos pluralismo en España.

PREGUNTA CORRESPONSAL DE EL PAIS, MIGUEL MORA, Y RESPUESTA DE BERLUSCONI (10 de septiembre 2009):

Read Full Post »

Imagen promocional del No Berlusconi Day, que tuvo lugar en Roma contra la política del primer ministro.

El viernes pasado, el influyente semanario The Economist, pedía a Berlusconi que dimitiera. Hoy  el Financial Times, el más importante periódico financiero de Europa, afirma que Silvio Berlusconi “no puede gobernar Italia”. En un editorial, el FT subraya que Berlusconi está acusado en un tribunal por un mafioso arrepentido (Gaspare Spatuzza) de haber tenido relaciones con Cosa Nostra y recuerda algunos de los procesos por corrupción contra el primer ministro italiano.

Gaspare Spatuzza, asesino mafioso arrepentido

  A los problemas judiciales, se añaden los políticos:  su aliado Gian Franco Fini dijo recientemente, en una conversación grabada sin él darse cuenta,  que Berlusconi confunde liderazgo con monarquía absoluta. EL sábado, una gran manifestación de protesta contra el primer ministro pedía en la calle su dimisión. Y para colmo, su mujer Verónica Lario le declara también la “guerra” con un divorcio pidiéndole una poensión compensatoria de 3,5 millones de euros al mes.

Berlusconi con su ex mujer Verónica Lario

 A la vista de esos datos, y de las informaciones que habitualmente se dan en algunos medios, sobre todo extranjeros,  parece claro que Silvio Berlusconi está bajo asedio y que no le queda otra salida que dimitir. Sin embargo, la realidad es diversa. Es verdad que Berlusconi representa y carga con graves anomalías, pero aún cuenta con un consenso superior al 50 por 100 y, hoy por hoy, volvería a ganar unas elecciones. Se le vota por estos cinco motivos:

  1. Televisión: Casi el 80 por 100 de los italianos se informa por la TV, Berlusconi y controla prácticamente todas la cadenas, públicas y privadas, menos una.
  2. Personaje popular: Berlusconi sabe venderse como un personaje simpático, como un espejo en el que a los italianos les gusta mirarse. Sus juergas en su residencia con prostitutas apenas le han rebajado popularidad. En un país en el que la ilegalidad constituye casi norma, sus procesos por corrupción pasan ya casi desapercibidos, o no tienen el impacto que cabría esperar de su gravedad, porque, en el fondo, muchos italianos lo que desearían es ser como Berlusconi.(En su habitual artículo semanal de El País, y bajo el título “Delitos legalizados“, Javier Marías escribe: “Cuanto más parece un político ser deshonesto, o directamente un ladrón o un rufián, más favorecido se ve por sus electores, más lo admiran éstos y más desean que sea él quien los siga gobernando”).
  3. Empresario, no político:  Su populismo le lleva a culpar a la clase política de los males del país y él presentarse como el mejor gestor y primer ministro de  los últimos 150 años de historia italiana. Algunos lo creen, otros muchos no, pero lo votan porque la izquierda, aún dividida y en permanente pelea, no representa una alternativa.

      4.   Ateo devoto: La actuación es a menudo embarazosa para la Iglesia católica, pero él aplaude al Vaticano, se siente próximo al Papa y apoya su política. Entra así en juego el factor del perdón y Berlusconi, y con él los italianos, se sienten menos culpables.

      5. Anticomunismo: Berlusconi sigue explotando la visceral antipatía que muchos italianos tienen hacia la izquierda. Berlusconi solo ve comunistas en la izquierda,y  en los jueces, y a ellos dirige sus constantes ataques.  Muchos italianos votarían al diablo antes que ver a la izquierda en el poder.

 En definitiva, Italia es hoy un pais completamente dividido, con una mitad enfrentada a la otra mitad en un clima de gran tensión política. En este ambiente de polémica y de gran hostilidad entre  las fuerzas políticas,  Berlusconi no dimitirá, aunque la prensa extranjera y la izquierda italiana consideren que esa sería la mejor solución para el país. El problema para Italia es que  el Parlamento y el Gobierno están más pendientes de los problemas de Silvio Berlusconi que de las reformas que necesita el país.

Read Full Post »