Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Benedicto XVI’

Benedicto XVI visitó el domingo la Sinagoga de Roma, en medio de gran expectación, porque venía precedida de polémicas.

El acto, que ha tenido momentos de gran emotividad, ha reflejado la voluntad de paz y diálogo que existe por parte de judíos y cristianos, y ha tenido un hilo de continuidad con la que realizó Juan Pablo II hace 24 años.

En la mente de todos ha estado presente la visita histórica que  realizó Juan Pablo II a la Sinagoga de Roma en 1986. Entonces lo acogió el rabino Elio Toaff, la única persona que cita en su testamento Juan Pablo II. “No me podía imaginar que el Papa viniera hacia mí con los brazos abiertos. Me dí cuenta -me dijo en una entrevista Toaff- que algo importante  había sucedido con el abrazo que nos dimos Juan Pablo II y yo, judios y cristianos nos hicimos desde entonces más hermanos. Acababa una época y comenzaba otra”. En esa visita, hubo lágrimas en muchos judios y la conmoción fue general. 

 Juan Pablo II pronunció en la Sinagoga de Roma una frase histórica, al llamar a los judíos “nuestros hermanos mayores”, una frase que resume el afecto que siempre tuvo Karol Wojtyla por los judíos, algo que ya demostró en su infancia. De esa época de Wojtyla me contó  una anécdota reveladora su amigo y compañero de escuela y  del equipo de futbol en su pueblo de Wadowice, el judío Jerzy Kluger, en una entrevista que le hice para TVE: “Un día fui a la iglesia en la que Karol Wojtyla era monaguillo, para comunicarle las notas que habíamos tenido en la escuela. Una señora me recriminó por entrar en la iglesia, siendo yo judío, y me gritó que qué hacía yo allí. Wojtyla se percató del incidente y me preguntó al terminar la misa qué había sucedido. Cuando se lo expliqué me dijo con aire de disgusto: “¿Pero es que esa señora no se ha enterado de que todos somos hijos del mismo Dios”?

También ha sido histórica la visita de Benedicto XVI. En las semanas previas se suscitó una notable polémica, tras la decisión de Benedicto XVI de declarar venerable a Pio XII, junto a Juan Pablo II, un paso previo a la beatificación. Muchos judíos reaccionaron con malestar, porque acusan a Pio XII de mantener el silencio frente al Holocausto.

Benedicto XVI ha tenido, a pesar de esa polémica previa, una calurosa acogida a su ingreso en el templo judío. Pero en el discurso oficial, el presidente de la Comunidad judía, Ricardo Pacifici,  ha recordado que “existen todavía heridas abiertas, en referencia al silencio de Pio XII, mientras el rabino de Roma, Riccardo Di Segni, ha subrayado que “el silencio no pasa desapercibido a Dios”.

Benedicto XVI ha recordado también los años del nazismo, subrayando que la “Santa Sede y los católicos ayudaron a los judíos”, frase con la que, sin citarlo, ha defendido a Pio XII. El Papa ha calificado la Shoah como la “horrenda cumbre de un camino de odio”.

En definitiva, la sombra de Pio XII ha estado muy presente en la visita, pero ha predominado la voluntad de diálogo y trabajar en una agenda común: una ecologfia humana, la defensa de la vida y de su dignidad, la tutela de la famila y compromiso de ayuda a los más pobres y débiles.

Read Full Post »

Benedicto XVI se ha encontrado y perdonado a Susana Maiolo, la joven que en Nochebuena le hizo caer en la Basílica de San Pedro. El coloquio, estrictamente privado, se ha realizado después de la tradicional audiencia de los miércoles. Susana Maiolo se ha mostrado arrepentida de su asalto al Papa. Y benedecito XVI le ha manifestado “su perdón y sus mejores deseos por su salud”.

 Días pasados, el secretario personal de Benedicto XVI había visitado a la joven en el hospital.

Todos recordamos la imagen de Juan Pablo II en coloquio con su agresor el turco Ali Agca. Son dos casos distintos. Pero ambos son gestos de humanidad profunda y universal. En un mundo que tiene necesidad de ver gestos de comprensión y de escuchar al débil, el encuentro del Papa con su agresora es una lección de estilo y una invitación universal al perdón y a la comprensión.

Read Full Post »

Hoy en la política italiana no se habla de otra cosa más que del “partido del amor”. Con su gran capacidad para la comunicación, Silvio Berlusconi, a raíz de la agresión que sufrió Milán, insiste en su último lema preferido: el  “partido del amor”,  en contraste con lo que él considera el partido del odio que alimentan sus opositores, en particular Antonio Di Pietro.

  Berlusconi afirma que el amor vence sobre todo, incluso sobre el odio contra el adversario político que termina por convertir en violentas las mentes más frágiles”.

Silvio Berlusconi, al evocar el amor, pretende establer una relación de  concordia y diálogo con la oposición para pactar reformas , en particular la Constitución.

Esta vez no es muy original Berlusconi, pues del “partido del amor”, ya hablaron las “pornostars” Cicciolina, que fue incluso diputada por el Partido Radical, y Moana Pozzi.

Cicciolina y Moana Pozzi, abanderadas del partido del amor

La "pornostar" Moana Pozzi con el logotipo del "Partido del Amor"

Con ironía, el fundador de Repubblica, Eugenio Scalfari, comenta:

“La caída al suelo del Papa y del cardenal Etchegaray ha dado la vuelta al mundo, como la agresión a Berlusconi, y es natural que sea así. Se trata de dos incidentes análogos con una diferencia: El Papa es por definición el jefe del partido del amor y, por tanto, no tiene necesidad de fundarlo porque pensó en ello Jesús de Nazaret hace dos mil años. La tarea de Berlusconi es, pues, mucho más difícil, pero precisamente por este todavía mucho más fascinante. Por lo demás, en una muy reciente afirmación Berlusconi se ha comparado con Jesucristo por la agresión sufrida. Estamos, por tanto, en el buen camino”.

  Mientras Berlusconi relanza el “partido del amor”, algunos de sus adversarios le recuerdan cuando  en el 2006 estando en la oposición sus partidarios fomentaban “el partido del odio”, publicando una foto de una manifestación del centro derecha con un ataúd para el entonces jefe de Gobierno Romano Prodi.

Ataud para Prodi, en manifestación del partido de Berlusconi (2006)

No tiene, por tanto, Berlusconi el “copyright” del partido del amor, que ya inventó Cicciolina, por no hablar de  la alucinante descripción del ministerio del Amor que hace George Orwell en su célebre novela “1984” : “Entre todos, el ministerio del Amor era el que suscitaba un auténtico terror. Estaba absolutamente privado de ventanas. Acceder era imposible, si no se hacía por motivos oficiales”.

Seguramente, en estos tiempos de crisis, los pobres y desheredados, quienes viven la angustia del desempleo, no piensan ni quieren un partido del amor o del odio, sino  un gobierno,  un Estado que les garantice sus derechos y ofrezca cierta seguridad ante el futuro.

Read Full Post »

 El papa más amado de los judíos, Benedicto XVI, y el más rechazado, Pio XII, serán beatos. Benedicto XVI ha firmado el decreto que reconoce sus “virtudes heroicas” y los convierte en “venerables”, un paso decisivo hacia los altares. El último paso para la beatificación será el reconocimiento oficial de un milagro, que en el caso de Karol Wojtyla ya ha sido elegido: la curación imprevista e inexplicable de la religiosa francesa Marie Simon-Pierre, en el 2005, que tenía el parkingson, como Juan Pablo II.

La beatificación del papa Wojtyla podría ser en torno al 16 de octubre del 2010, en el aniversario de su elección como pontífice (16 de octubre de 1978).

Para Pio XII es más difícil prever su beatificación.  Una parte del mundo judío lo sigue criticando por considerarlo insensible hacia el sufrimiento de ese pueblo y por mantener silencio  sobre el Holocausto.

Benedicto XVI visitará el próximo 17 de enero la sinagoga de Roma. Lo hará, pues, en un ambiente de polémica y cierta frialdad de los judíos.

En el caso de Juan Pablo II,  el Papa aclamado “Santo Subito”, no ha faltado alguna voz discordante por la rapidez de su beatificación. El cardenal Godfried Danneels, critica en la revista italiana 30Giorni “la excesiva aceleración para la beatificación” del papa polaco. Danneels, que no oculta su predilección por Pablo VI como papa, llega a decir incluso que Juan Pablo II ha gozado de “una vía preferencia inaceptable”. La respuesta le ha venido del histórico secretario del papa Wojtyla, hoy cardenal de Cracovia, Stanislao Dziwicsz: “Danneels habla de cosas que no sabe y de un proceso que no conoce”.

Juan Pablo II visita Sinagoga de Roma

Es de resaltar cómo Benedicto XVI, a pesar de las críticas del mundo judío, no se ha dejado influenciar, y promueve la beatificación de Pio XII, un papa rechazado por los judíos, al igual que lo hace con Juan Pablo II, el papa más amado por  ese pueblo. Desde su infancia, Karol Wojtyla contó con amigos judíos y fue el primer pontífice que visitó la Sinagoga romana, un paso histórico.

Read Full Post »

El Papa acude siempre en la festividad de la Inmaculada a homenajear a la Virgen en la Plaza de España en Roma. Suele pronunciar un discurso habitualmente de rutina. Pero este año Benedicto XVI ha hecho una dura crítica a los medios de comunicación y una fuerte defensa de los marginados.

El papa ha afrontado la responsabilidad ética de la información y el modo de contar la realidad: “Cada día, por medio de los periódicos, la televisión, la radio,  el mal viene contado, repetido,  amplificado,  habituándonos a las cosas más horribles, convirtiéndonos insensibles y, en cierta forma, intoxicándonos”.

El mundo de la información, añade el Papa, “tiende a hacernos sentir espectadores, como si el mal fuera asunto solamente de los demás, y ciertas cosas no nos pudieran suceder nunca. Pero somos todos actores y, en el mal y el bien, nuestro comportamiento tiene un influjo sobre los demás”.

En definitiva, el Papa subraya cómo “el amor por el prójimo” no es nunca noticia. AL mismo tiempo, Benedicto XVI ha relanzado el concepto de acogida: “En cada hombre existe el deseo de ser acogido como persona y  considerado una realidad sagrada, porque cada historia humana es una historia sagrada y exige el más grande respeto”.

Palabras sabias las del Papa, que llegan un día después de la polémica suscitada por la Liga Norte contra el arzobispo de Milán, cardenal Tettamanzi, quien, como Benedicto XVI, mantiene una política de  acogida y respeto para todos, incluyendo, por supuesto, inmigrantes y los más pobres y desheredados.

Read Full Post »

La revista Forbes ha publicado, como hace cada año, la clasificación de los hombres más poderosos del mundo. En los tres primeros no hay sorpresas: Obama, el chino Hu Jintao y Putin. El undécimo lugar se ha asignado al Papa Benedicto XVI y el duodécimo a Silvio Berlusconi. El Papa teólogo vence, pues, por un punto a Berlusconi, definido “pintoresco” por la revista.

 Pocas son las mujeres en la lista:  Angela Merkel (15), “la más potente”, y Hillary Clinton (17).

Read Full Post »